Casa
Contacto

Política Religiosa


 
 


Nuestra Política Religiosa


El Movimiento Scout incluye miembros de distintas, religiones por lo cual debemos observar las siguientes normas:


•El Scout debe pertenecer a alguna confesión religiosa y participar de sus celebraciones.
•Si un Scout no perteneciera a una confesión religiosa, es deber del Scouter orientarlo hacia alguna, que en lo posible debe ser la practicada por sus padres o en la que haya sido admitido de alguna manera. Debiéndose obtener obligatoriamente, el consentimiento de los padres y/o tutores.

•Si un Grupo Scout, está compuesto por miembros de una forma particular de religión, es deber del Jefe de Grupo fomentar la participación de todos los miembros del Grupo en la institución religiosa, ceremonias y el cumplimiento de los preceptos que la Autoridad Patrocinante considere adecuados.

• En el caso de un Grupo Scout compuesto por miembros de distintas confesiones, es deber de los Dirigentes fomentar la participación de los mismos en las celebraciones propias de sus religiones; no pudiéndose realizar celebraciones religiosas de Grupo, salvo que estas sean de carácter ecuménico. En campamento, se puede realizar una oración diaria y servicio religioso, de la manera más sencilla y con participación voluntaria de los miembros.

•Cuando no esté permitido, según las normas de una determinada confesión, que un Scout participe de celebraciones religiosas que no sean las de la propia confesión, los dirigentes deben velar porque se cumpla esta norma mientras que el Scout esté bajo su responsabilidad.

• Las celebraciones conjuntas interconfesionales de los Grupos Scouts de distintas religiones no están permitidas salvo permiso expreso del Comisionado de Área. Bajo ningún concepto un Scouter podrá obligar a los Scouts a asistir a lugares de culto que no sean los de su religión.

• Las reuniones y encuentros propios de los Scouts se celebran para la alabanza a Dios y para promover el mejor cumplimiento de la Ley y la Promesa Scout; pero éstos no podrán reemplazar el cumplimiento de los deberes religiosos de los miembros de la Asociación

 





 

 

Texto original